martes, 25 de diciembre de 2012

lunes, 10 de diciembre de 2012

EN COMPAÑÍA DE LOS PICAFLORES

El valle de Cajamarca es sin duda alguna una zona excelente para divisar a estas inquietas criaturas que visitan los jardines y parques de los pocos existentes, pero que aún los escontramos pululando, agitando las alas para degustar del néctar de las flores. Este invierno les aguarda fuertes temperaturas a horas de la salida del sol, especialmente a partir de las 10 am a 3 pm. En algunas especies demasiada temperatura arruina los huevitos, como que fuertes descensos de temperatura tambièn puede ocurrir el daño. El frío acogedor del nido en estas especies de colibríes es sin duda alguna una bondad de la naturaleza, los musgos, líquenes del cesto amortiguan los cambios bruscos de temperatura. Existen picaflores que emigran llegado el invierno, pero en el valle de Cajamarca existen permanentes, sólo que llegada la época de apareamiento se ausentan después que han estado en coqueteos y correteos, para leugo retornar como muchacho travieso. Hay mucho por hablar de estos simpáticos plumíferos. Leer visitas inopinadas (las fotos de los colibríes son tomadas exclusivamente en mi área verde).

domingo, 11 de noviembre de 2012

lunes, 15 de octubre de 2012

VISITAS INOPINADAS

Mi abuelo capataz de caminos, hombre de campo era un amante de la naturaleza, con la llegada de su vejez, mandó confeccionar un bastón para sujetar su largo transitar por la vida, al cual modeló en la parte donde su mano se apoyaba un pájaro, el bastón contaba pues con un buen acompañante y mi abuelo feliz de tener algo de aquello que le fascinaba y a la vez pintaba al óleo, tan igual como dos de sus hijos Fausto y Segundo, mi madre relata que el abuelo también fue capataz en la construcción no sólo de la carretera Chilete- Cajamarca, sino aquella que permite a todos los cajamarquinos subir a la colina Santa Apolonia, donde producto de las detonaciones se encontraron restos de huacos.
Él al igual que yo observó la naturaleza y el mundo andino, sus costumbres y arqueología, pero nunca fue amante de la riqueza de los cerros, pero sí de la flora y fauna que engendra, él ya murió aproximándose a los 95 años, su vejez se complicó con una caída por tratar de arreglar el tejado de su casa que le dio en herencia a la china Ramos ( no es despectivo, pero formó parte del léxico de aquel entonces) casi en su totalidad; a excepción de unos pequeños terrenos repartidos a sus hijos e hijas. El tiempo ha pasado aceleradamente y Cajamarca se viene sobre poblando, las huertas, los terrenos agrícolas del valle van desapareciendo, los árboles e inclusive la tara o taya con el capulí, la lúcuma, los higos, las paltas, y con ellas las aves silvestres, que a pesar de estos cambios aún pululan por las calles que mantienen ciertos arbustos u árboles como el eucalipto y el maguey. Tan incierto ha sido la vida para estos plumíferos que en procura de sobrevivir se vienen adaptando, no es pues extraño encontrar putillas, tortolitas, palomitas, indios pishgos, golondrinas, zorzales, y los más citadinos los gorriones desfilando por nuestras vistas, aunque ya no escuchemos los gritos de la china linda cuando cruzaba, pero sí vemos a un halcón llamado cernícalo esperando atrapar ratones por los pocos jardines o pastizales de la gran urbe, posados en los alambres, ya sea en el día y muchas veces en la noche a pesar que son diurnos, esta ave anida en tejados o cualquier espacio donde pueda servirle de refugio, no construye nido en sí, por ello de su adaptabilidad que cuando aprende a volar puede ser víctima de un atropello de los autos; recientemente cayó en su primer vuelo un cernícalo, al cual sólo le faltaban un par de días más para poder volar, lástima que la ciudad no representa un buen sitio para estas artes, por lo que tuve que recogerlo.



Otra de las especies que poco a poco sufre y trata de adaptarse es el colibrí, los cuales si nos tomamos un tiempo para observarlos, encontrarán que no son de la misma especie, hay en tamaños y colores y cada vez se acercan, pero lo triste es que van en búsqueda de flores que les permitan alimentarse y una de las tantas es el maguey que viene siendo reemplazado por el cemento y los alambrados, con él se eliminan flores silvestres, ya que para el ciudadano civilizado y educado, no representan belleza o no son ornamentales, prefieren los maceteros, y esto gracias a la ignorante cultura de no aprender a convivir y disfrutar de estas bellezas naturales como son nuestras aves. El desarrollo económico de Cajamarca no respeta y ni siquiera tiene en cuenta normas ambientales mínimas, las construcciones son autorizadas sin tener un área verde de un 30% libre del cemento, esto puede ser levantado para quienes quizás el terreno sea inferior a los 50 metros cuadrados, pero sepan ustedes que ni siquiera el Shopping Center  denominado El Quinde cuenta con ello -a pesar que pinta dicho pajarito en su logo-, sólo en su frontis de acceso vemos que existe ciertos arbustos y árboles, que forman parte de la avenida Hoyos Rubio, pero no hay flores silvestres, ni los hay en el Capac Ñan, estamos edificando una ciudad tan igual o peor que las que ya existen, pudiendo hacer mejoras significativas pero trascendentes en materia ambiental.



Los colibríes o quindes así como nosotros necesitan alimentarse, aprendamos a conocer a nuestros visitantes alados. Jilgueros, Huanchacos, todas estas aves representan nuestra cultura natural, nuestra herencia por no decirlo de  otro modo. Falta educar y aplicar las leyes en mi querida Cajamarca.

Sé que tengo limitaciones económicas, pero escribo con la voluntad de que cualquier conocimiento que posea al respecto informarles; a veces tengo tanta decepción de ver tantos profesionales en el mundo del desarrollo económico, pero desinformados al fin y al cabo en temas de preservación de la fauna y flora del valle de Cajamarca.

domingo, 14 de octubre de 2012

UN BOSQUE EN EMINENTE PELIGRO DE EXTINCIÓN
Este bosque es uno de los más maravillosos de la costa norte del departamento de la Libertad, colindante con el departamento de Cajamarca (Prov. Contumazá, distritos de Yonán - Cupisnique). Su conservación está a cargo de la Excooperativa Agraria de Usuarios Tecapa (CAU TECAPA). Este bosque forma parte de la denominada Ruta Moche, y actualmente su cobertura vegetal viene desapareciendo, los esfuerzos de algunos pobladores por su mantennimiento y preservación  es meritorio; sin embargo la voluntad no es suficiente. Son muchos los factores que han alterado este bosque, uno de los cuales es la tala indiscriminada, la presencia de ganado en espacios muy reducidos a diferencia de otros años, presencia del hombre con fines turísticos, a esto sumémosle la disminución por periodos de la napa freática y la arenación de las aguas, ya que este bosque cuenta con hermosas lagunas y una fauna en aves que cada año se pierde en número y especies. Esperemos que con el conocimiento adquirido podamos ejecutar un PLAN DE MANEJO MEDIO AMBIENTAL para fines turísticos, productivos,  puesto que hasta la fecha nadie conoce en sí si se terminó la elaboración del expediente técnico, consistente en un Plan de Ordenamiento Territorial, basado en la Zonificación Ecológica y Económica, que pretendía la elaboración de un Plan Maestro, inicialmente estuvo a cargo de la ONG María Elena Moyano, Ing. felipe Carcelén, quién elaboró dichos mapas, este Plan se desconoce, algunas  universiades han tomado ciertos aspectos, una de ellas es la Universidad Católica, la Universidad de Trujillo, pero ha pasado el tiempo en investigación tras investigación, y nada, y muchas veces estos informes en la práctica ni se ejecutan, ni mucho menos los socios de la CAU lo conocen, no quisiero pensar que esto es una tomadura de pelo por ignorar los buenos trabajos que quizás se estén realizando, ya que este bosque cuenta con un complejo arqueológico que la Dirección Regional de Cultura de la Libertad muy bien lo conoce, y que es constantemente sujeto a escavaciones y luego son abandonados, sólo esperamos que esta realidad ya no sea la misma de siempre, y se convoque no sólo a unos cuantos para la portada o foto, ya que de persistir en ello estaré obligado hacer la denuncia del caso con quienes estén de acuerdo para salvar a este bosque de la eminente extinción, el cual hace más de mil años atrás interactuó con las culturas ancestrales de Cajamarca, en un comercio poco visto, entre la Sierra y la Costa, la Leyenda del Oro de Cupisnique es una de las tantas muestras o evidencias, que por el transcurrir de la historia se han tragiversado en el tiempo al ser narrados oralmente .
Existe pues un imperativo de aplicar la ingeniería ambiental, no sólo por el aspecto de conservación de la biodiversidad, sino en medidas de bioseguridad que garanticen los procesos reproductivos y el manejo sostenible y sustentable de las actividades que en este bosque se realizan. ¡Cuénten conmigo!
Si hay alguna empresa que quiera apoyar en esta parte de nuestro territorio nacional, que es nuestro patrimonio natural, escribir al correo ajpesalvandovidas@hotmail.com, para coordinar programas de capacitación u apoyo material con los socios de la CAU Tecapa, respecto a temas que se podrían implementar hasta la llegada de los planes que muchas veces por su complejidad nadie los entiende.

domingo, 19 de agosto de 2012

viernes, 10 de agosto de 2012

domingo, 6 de mayo de 2012


¿Qué mata a las aves y delfines de nuestro litoral?

video

Por: Lic. Danny Roy Abanto Cachy.
Por: Lic. Danny Roy Abanto Cachy.

Un desolado panorama muestra el litoral peruano, la muerte de delfines pasó desapercibido, luego la muerte de pelícanos conjuntamente con piqueros causó cierta preocupación; para no ahondar en la causa lo más fácil era decir virus, ya que al hablar de ello nunca encontraremos la respuesta del origen de estas muertes, los virus son pues mutantes, cambiantes, difíciles de ver cómo se han producido u originado, hasta ahora convivimos con ellos en una suerte de costumbre.
La muerte de especies que maravillan a esta biósfera siempre pasa desapercibido, donde la crueldad  ha impactado a los más débiles: los animales, las plantas; las aguas y la tierra en sí. ¡Qué cómodo resulta decir fue un virus¡ para luego ver pasar los días y nuevamente se siga con la eminente destrucción del planeta por los buscadores de petróleo, los experimentadores de armas nucleares y los depredadores de embarcaciones transnacionales que vierten sus desperdicios en lugares que nadie se decide a multar; todo esto se complementa con la  nauseabunda estrategia de explotación de metales sin control adecuado, a razón de la filosófica frase transa y avanza, por un soborno bajo la manga o el pago de campañas millonarias para hacerse de la vista  gorda, como algunos padres de la patria que en lugar de legislar hacen campañas publicitarias a quienes les dio la honesta suma de dinero para tener una curul. ¿Habrá ahora una comisión para investigar estos detalles, por cierto trascendentes,  y determinar cuán dañado está nuestro medio ambiente y litoral peruano? Sin duda alguna a simple ojo de buen cubero, como diría un honesto albañil "esta mezcla está mal y estas columnas no resistirán más". Podemos afirmar cualitativamente que el planeta tierra en sí ya no tiene para rato si seguimos  con esta indiferencia e indolencia, destruyendo lo que nos da vida.
Estos ejemplos de cuidado medio ambientales no representan buenos ejemplos para un pueblo que desde niños  y niñas ya se han acostumbrado a arrojar desperdicios desde botellas y bolsas de plástico, y pequeñas bombas de gran alcance como son las baterías, pilas, latas etc. los cuales podemos observarlas flotando en las desembocaduras de los ríos cargados de sustancias cloradas y detergentes que son arrojadas por las grandes ciudades y que actualmente por el consumismo excesivo pequeños pueblos han entrado en la competencia. Finalmente podemos deducir quien es el responsable de estas muertes ¿Habrá sanciones a éste?

viernes, 20 de abril de 2012

SI CONGA VA, BEFESA VA

Por el Lic. Danny Roy Abanto Cachy. Un cuestionamiento clave para argumentar la inviabilidad de Proyecto Minero Conga es sin duda sus beneficios económicos, los cuales no son reales como se pinta en la publicidad impresa y visual, para así hacer creer falazmente que satisfacerá las necesidades de un pueblo eminentemente ganadero y agrícola. Minasconga es potencialmente un gasto para mantener la calidad del agua, cuyo tratamiento será a perpetuidad para el Estado que somos todos. El agua ácida formada por las lluvias al caer sobre desmontes producto del movimiento de millones de toneladas de tierra de materiales y minerales de baja ley (480 000 000 de toneladas) que serán colocados sobre dos lagunas para extraer el codiciado mineral, traerá consigo contaminación durante la etapa de operaciones y después del cierre de este megaproyecto. Cada peruano deberá pagar dicho tratamiento de agua, ya que la empresa minera nunca se responsabilizó en su E.I.A. (Estudio de Impacto Ambiental). El reemplazar lagunas por reservorios con diques, sólo traerá que este ecosistema glacial lleno de vida por la presencia natural del agua, generen un costo para nuestro fisco a futuro, no sólo para el tratamiento de aguas ácidas, sino para su mantenimiento, y no olvidemos, que a mucho estos reservorios durarán 50 años. Resarcir el daño a un ecosistema altoandino con lagunas, humedales y bofedales en cabeceras de cuenta, con acuíferos muy bien definidos que alimentan a una serie de puquios y manantiales de dulce agua demorará millones de años en el hipotético caso que aún existiéramos; ya no tendremos esas bellas lagunas llenas de cientos de aves migratorias y estacionarias, ya no habrá el paisaje con especies endémicas, mamíferos y batracios. Estos pasivos ambientales deberán afrontarlos nuestros hijos y nietos por el simplismo de comer un plato de lentejas en un día, y dejar de comerlos por la eternidad ya que estarán contaminados, no existe tecnología aún para evitar esta catástrofe ecológica postcierre de mina. Minasconga trae cola y se llama BEFESA*, una empresa que forma parte de la cadena productiva de la descompensación de la naturaleza, asentada firmemente en la provincia de Pacasmayo, la cual tendrá la noble misión de salvarnos o matarnos con residuos tóxicos que provendrán de proyectos mineros existentes o por existir como los son los de Yanacocha y Conga, lidiar con estas hipotéticas sustancias tóxicas, digo hipotéticas por que aún no han entregado el E.I.A. a la opinión pública, y de este modo saber exactamente que sustancias se revertirá en el área de propiedad de dicha empresa; pero se puede deducir, en base a algunas fotografías, que se tratarán materiales peligrosos con propiedades corrosivas y toxicidad; los cuales serán desechados principalmente con métodos que se basan en eliminación en tierra, ya que no es posible arrojar los residuos a la atmósfera, ni a los ríos; por ello se optó por la descarga en tierra, aumentando las posibilidades de contaminación de las aguas subterráneas. ¿Qué está construyendo exactamente BEFESA? Pues tiraderos en tierra, como por ejemplo DEPÓSITOS SUPERFICIALES que son simples depresiones escavadas (“estanques”) en los que se vierten y retienen líquidos, esto es más barato, permite deshacerse de grandes volúmenes de agua que llevan ciertas cantidades de residuos químicos. Cuando los desechos se vierten los sólidos se asientan y acumulan, en tanto que el agua se evapora. Si el fondo se sella bien y la evaporización iguala las estructuras, los depósitos captan desechos indefinidamente, pero si no se sellan bien como debe ser, los residuos escurren hasta los mantos freáticos que van al mar; el revestimiento plástico (geomenbrana) sufrirá rupturas sin que muchas veces nos demos cuenta (recuerden la zona es además sísmica). A esto sumémosle que los materiales volátiles al final regresan con la lluvia a contaminar el agua y otros lugares. Sólo el tiempo será testigo de ello, cuando el daño sea notorio. Hay un dicho en mi pueblo: “Cuando llueve todos se mojan”. ¡CONGA NO VA BEFESA TAMPOCO! Hay que ser transparentes si se cree desarrollar un país con una minería responsable así como en el tratamiento de desechos tóxicos. En el E.I.A BEFESA debe demostrar que no hay napa freática debajo de sus instalaciones, y si hará además tratamiento de sustancias radioactivas. *Empresa BEFESA es una transnacional que ya construyó su complejo en la zona de San Pedro, hacia el oeste, un poco al sur donde va a estar el proyecto de energía eólica, donde va a recibir todos los residuos inorgánicos de la Planta de la Refinería de Talara, de Yanacocha, de las mineras de La Libertad. Incluso, de las mineras de Ancash para que puedan ser tratadas. .

jueves, 8 de marzo de 2012

PÍLDORAS PARA EL ALMA QUE DEFIENDE EL MEDIO AMBIENTE


Por: Lic. Danny Roy Abanto Cachy.
Demos un vistazo al siguiente cuadro:

Áreas aproximadas a afectarse por el proyecto por tipo de cobertura vegetal.
Después de auscultar el cuadro anterior hablaremos de los bofedales. ¿Qué es un bofedal? Un bofedal es un humedal caracterizado por la asociación de comunidades vegetales que se forman en las planicies de suelos siempre saturados de agua, bordeando los riachuelos y pequeños manantiales o lagunas. Los bofedales almacenan aguas provenientes de precipitaciones pluviales.
En el E.I.A. presentado por El Proyecto Minas Conga afirma que “Los bofedales son ecosistemas extremadamente frágiles, por lo que la ocurrencia de cambios drásticos del régimen hídrico resulta en la rápida destrucción del hábitat de éstos. Incluso alteraciones menores del clima, la cantidad de agua o las formas de manejo, pueden resultar en cambios dramáticos de su composición y diversidad florística (Liberman, 1987; Seibert, 1993; Messerli et ál., 1997 en Spen et ál., 2006). Sin embargo, es importante mencionar que de acuerdo al estudio de línea base, estos bofedales presentan una baja diversidad. Asimismo, los bofedales proveen forraje verde durante la época invernal, y son un reservorio hídrico, constituyen verdaderos oasis en los que diversas especies de fauna encuentran refugio durante los meses de temporada seca (ISA, 2006). Por lo tanto, el bofedal, junto con los pajonales, es una formación natural de importancia ganadera, siendo en el área de evaluación de especial importancia para los vacunos y ovinos de la zona mayormente en temporada seca.” Contradictoriamente a ello luego nos dice: “Es importante mencionar la pérdida de cobertura de los bofedales paramunos, debido a que esta formación es la de mayor importancia, desde el punto de vista de la conservación. El área de bofedales que se perderá debido al emplazamiento de las instalaciones será de aproximadamente 103 ha o aproximadamente 5% del impacto total a la flora y refleja una pérdida de un porcentaje significativo de los bofedales presentes en el área. Sin embargo, es importante indicar que, tal como se presenta en los estudios de línea base, los bofedales del área presentan condiciones degradadas por el sobrepastoreo, por lo que su calidad basal no debería ser sobrevalorada.” Pero paradójicamente a todo ello reconoce que debido a su importancia, esta formación vegetal está considerada dentro del Plan de Manejo Ambiental, ahora pregúntenle a los científicos y técnicos del Proyecto Minero Conga, así como a los peritos en qué consiste este Plan de Manejo Ambiental en referencia a los bofedales, para así tragarnos la tan ansiada píldora que calmará nuestra alma que defiende el medio ambiente.

lunes, 27 de febrero de 2012

¿Levantar observaciones a Estudios de Impacto Ambientales E.I.A(S)?


Por. Lic. Danny Roy Abanto Cachy.
¡Lo que faltaba! Frente a la demanda de energía eléctrica por la existencia de diversas concesiones mineras en el país, el estado tiene una nueva preocupación y reto, desburocratizar el aparato estatal para agilizar y viabilizar los E.I.A para la construcción de centrales hidroeléctricas en ríos de la Cordillera de los Andes o tributarios del río Amazonas o que alimentan a otros como lo es el Marañón. Levantar las observaciones a los E.I.A (S) presentados por empresas no será una tarea difícil para el gobierno, por más burocrático que parezca, ya que gobiernos anteriores y éste con la mal llamada Hoja de Ruta y célebres frases como: “son proyectos de necesidad e interés nacional o emergencia nacional”, se autorizará lo que a lejos es un fragante delito ambiental, centralizado en un Ministerio de energía y Minas que siempre dice sí con el aval de los demás estamentos politizados como lo son el ANA (Autoridad Nacional del Agua), SERNANP (Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado), los cuales estás desarticulados a pesar de la existencia de un Ministerio del Ambiente; y es allí donde el sí es más fácil en desmedro de la naturaleza. Los intereses económicos saltan a la vista y es un ingrediente disfrazado para ocultar una corrupción galopante y desbordante.
La exclusividad a las empresas mineras en energía, con el recurso agua complementado con la tenencia de la tierra, denota un privilegio a nivel institucional y de gobierno como amos y señores absolutos en las decisiones económicas, políticas y sociales, su intervención es ya casi Constitucional, porque a nivel de Decretos Ley se concretiza ya sean éstos de urgencia. El daño moral y ético al Medio Ambiente se orquesta al ritmo del Conga, bajo el segundo lema: “El agua se desperdicia” y la minería lo necesita, para ello la estabilidad jurídica muy bien orquestada, y si existen ciudadanos que contradigan ello, para aliviar tensiones el Estado peruano se encarga de “enriquecer” los E.I.A(S), gastando ingentes cantidades de dinero.
En conclusión Perú es el país de las oportunidades negociadas sin responsabilidad ambiental aunque se esmeren en decirlo; por ello vendrán a invertir en la construcción de hidroeléctricas a cargo de transnacionales, para maximizar la extracción del mineral que luego se trasladará al exterior para ser transformadas en algún bien. La industrialización del país cada vez se hace más lejana, y los megaproyectos son la base para el exterminio de nuestra riqueza en desmedro de los más pobres que somos la gran mayoría. ¿Me pregunto cuál es la Visión de Futuro que nos espera frente a la vorágine neocapitalista que invierte en nuestro territorio para beneficiar a industrias meramente extractivas? Punto final.

martes, 7 de febrero de 2012


EL GRAN PROGRESO Y EL GRAN RETRASO
Por el Lic. Danny Roy Abanto Cachy.
Cuando el progreso se fundamenta en la destrucción de cabeceras de cuenca, con alto contenido hídrico en bofedales, lagunas y acuíferos, caso del Proyecto Minero Conga, me pregunto ¿habrá desarrollo para los pueblos? ¿Cuánto del PBI necesitaremos para revertir o salvar lo ya destruido? Lo que se destruye tiene un valor muchísimo más costoso que la inversión minera en cabeceras de cuenca , resarcir esto demandaría una inversión incalculable, vamos a los que piensan que ello satisfacerá las necesidades de la gran mayoría, con el eslogan la minería empieza por la gente, un intento de sobrevivencia momentánea que se desvanece en el recorrer del tiempo, hoy tendré dinero si me apego a esta actividad extractiva destruyendo todo lo que la ley hasta prohíbe, valiéndome de la tenencia de la tierra mal orquestada, la ilegitimidad de los contratos firmados, la prioridad de considerar las actividades extractivas de suma importancia o de interés nacional, un estudio de impacto ambiental E.I.A. aprobado entre gallos y medianoche, y por último hacer de la agricultura una necesidad energética con el aprovechamiento del etanol, descuidando las áreas agrícolas y ganaderas destinadas a producir una economía más sustentable y sostenida a lo largo del tiempo. ¡No olviden! lo que hoy estás comiendo, otros están mirando al cielo o a los suelos que desperdicio comer. La energía y las máquinas con bombas nucleares, es nuestra tendencia, pero a costillas de una naturaleza que pide un poco de respeto, al igual que unos niños y niñas que solo han nacido para sobrevivir. El hombre se aísla del sentido de la vida. Los seudolíderes se aferran al poder no para solucionar problemas, sino para ver quién es el mejor postor que les dará la felicidad de las monedas; no se reúnen para concertar, sino para tramar en qué le puedo sacar más provecho, por ello me valdré de artimañas para lograrlo, ¿acaso las lagunas, el agua en sí me da de comer? no sean tan estúpidos si el agua cae de la lluvia y no de unos bofedales y lagunas que ni valen, la minería empieza por la gente, y los hombres quieren trabajo, escuelas, hospitales, carreteras, así es que dinamiten lo prohibido porque allí está nuestro gran tesoro la vida, que es el oro.
Aclaración. La minería es fuente de dinero para adquirir bienes y viabilizar ciertos proyectos de desarrollo, pero hay que saber dónde realizarlos y a qué costo ¿más ganancia o pérdida medio ambiental?

lunes, 30 de enero de 2012

EL PRESIDENTE ALQUIMISTA



Lic. Danny Roy Abanto Cachy
Era aquel ser que todo lo que decía cumplía. Transformó el agua en oro, y cuando se le pedía agua transformaba el oro en agua, era tanta su habilidad, inteligencia, ciencia, tecnología y filosofía, que cuando los cerros ya no eran cerros y el pasto ya no era pasto, y las lagunas ya no eran lagunas, tan solo con tocar esos lugares los dejaba tal cual como eran antes, los niños y niñas se deleitaban contemplando esa belleza paradisiaca para luego dibujar su hermosura. Los patos migratorios chapoteaban, recorrían con sus críos de un lugar a otro las lagunas, aquellas que campesinos cajamarquinos se oponían a ser trasvasadas en una clara muestra de ignorancia, a pesar que se les prometió hacer reservorios y triplicar el agua, y ganar millones de dólares para no ser subdesarrollados. Miren como las aves trinan, las flores silvestres ríen al verse nuevamente las caras, las vacas criollas con los toros mugen al contemplar el sol, y una lluvia fresca coloreaba los pastizales, los campesinos lavaban sus rostros con el agua fría y cristalina de esas que añoraban hace cien años atrás. El gavilán, el zorro y la vizcacha, amaban a su presidente alquimista.
Todos los extraños a los lugareños, llamados turistas querían ver la maravilla creada nuevamente por el alquimista, miles de millones observaron ese paisaje natural, tomaban fotografías, dibujaban, y se impresionaban tanto que internamente se preguntaron quien era el que había cuidado esa maravilla poco vista con captaciones de agua naturales, y no reservorios gigantescos para almacenarla, empozarla cuando llovía si es que llovía, rodeada con fierros esparcidos, maquinas oxidadas, paredes ferruginosas, huecos inmensos, y un vacio al respirar. Finalmente se escuchó ¿Quién logró volver a su estado natural esta parte del mundo jamás vista por nosotros? Todos respondieron fue el Alquimista. ¿Dígannos donde lo podemos encontrar? preguntaron, “él se encuentra al lado de nosotros”, porque entendió que la naturaleza aun no puede ser reemplazada por el hombre; eso es verdad dijeron, porque de dónde venimos solo hay ruidos molestos, smog, fábricas humeantes, aguas negras amarillentas y rojizas, a nuestros hijos les arden los ojos y viven enfermos, tienen manchas en la piel, y el agua es casi salada, y da tristeza ver que los peces ni existen en los pocos ríos que han sobrevivido, a eso a eso le llaman vivir en progreso. Quisiera que el alquimista nos acompañe para que realice obras colosales magnificentes como las que hace acá, y lo que promete cumpla por más dinero que exista para dar a los más necesitados, los grandes dueños del capital mundial. La gente de las alturas de Cajamarca hablaron: lo sentimos mucho no poderles entregar a nuestro alquimista, ya que es nuestro presidente, pero si pueden hacer algo, eduquen a sus hijos e hijas en cuán importante es cuidar el agua, y saldrán muchos alquimistas.

sábado, 28 de enero de 2012

LOS GUARDIANES DEL AGUA





Por Lic. Danny Roy Abanto Cachy.

Tenía que viajar rumbo al área de influencia del Proyecto Minero Conga y ver in situ lo que sucedía, al entrar por la ruta de San Nicolás de Chaiguagón (La Encañada), el paraje es encantador, sol, lluvia, opacidad por la presencia de nubes, todo un espectáculo, en ritmos distintos, las aves unas tras otras, algunas en alto vuelo, otras al ras entre gargachas, patos, jilgueros, zorzales canarios, y golondrinas conocidas por los lugareños como guayanitas. El suelo cargado de pastos en medio de húmedos terrenos a los cuales denominan bofedales, con corrientes de agua traslúcida reflejadas en acequias, es como la entrada al cielo, un mágico mundo de vida lleno de agua por todos lados. De pronto todo se escureció en la alegría de mis ojos, carros apostados en la carretera, no había pase, me acerqué, era la tranquera del Proyecto Minas Conga, propiedad privada, en la misma observé gente adulta cantando pidiendo que les den paso, hasta los niños cantaban a favor del agua y decían que venían en paz, querían entrar a ver el agua, su canto era de amor por el agua y ellos decían que eran pacíficos, al ver sus rostros lloré, porque en lo más profundo de su ser sentía que ellos amaban el agua en su estado más puro y natural, me conmoví, sentía que algo iba a suceder o alguien estaba por morir; los niños botaban sus lágrimas, percibían la vida en el agua; era un canto tan dulce y triste a la vez, dulce porque suplicaban y triste porque lloraban para ingresar, el servicio de seguridad no les permitía así se hinquen de rodillas; a otros carros si dejaban porque ya sabían quiénes eran los tripulantes, para los guardianes la carretera es propiedad privada y el agua también. Indagué más y aprendí algo, como dijo un joven cuando retorné aguas abajo, con mi visita tendría un post grado o una maestría, y así fue. Unas tres mujeres con látigo de cuero en mano decían: “Ustedes acá vienen a protestar; nosotros gracias a la minería estamos bien, tenemos nuestras casas en Cajamarca, nos dan para vivir, y ustedes qué nos van a dar, si ellos se van de qué viviremos.” Una respuesta impresionante, aprendí que el estado había abandonado muchos años estos lugares tan paradisiacos llenos de vida, y otras personas les habían dado hace 13 años muchas cosas que los gobiernos nunca habían hecho, lamentablemente el ganado existente es sólo un maquillaje hermoso, puesto que esa gente ya no vivirá más allí, sus hijos están abajo en la gran ciudad. No vi empresa alguna en esta parte, me pregunté ¿qué clase de desarrollo están aprendiendo? Les compran sus terrenos ayer y hoy, antes se los compraron por S/. 2 000 mil nuevos soles la hectárea. Esta gente es también mi país, reconocí que ellos tienen derecho a estudiar, ese derecho de ir a la universidad, pero nadie se acordó de ellos. Si no fuera por la minería nunca hubiera sabido que hay un paraíso a más de 3 600 metros m.s.n.m. y ese paraíso se llama Proyecto Minas Conga. Lo que sucederá allá arriba a unos 4 300 m.s.n.m. será la muerte de un sistema ecológico integral bien definido, no es sólo lagunas tan hermosas, sino un sistema bioclimático alto andino de jalca que prodiga vida al hombre, a especies de animales y plantas, algunas endémicas asentadas en bofedales, humedales, cerros, planicies; pero todo ello se convertirán en un silencio explosivo, un ecosistema de acuíferos desaparecerá con su manto de agua superextensísimo que se extiende hasta el Alto Perú (San Pablo), es pues en conclusión una supercabecera de cuenca. ¿Qué nos toca a los seres humanos hacer? sólo juzguen esto: “Me encontré en la puerta del cielo o del infierno con los Guardianes del Agua”. La inversión en nuestro país es prioritariamente extractiva. Si tuviéramos buenos líderes, nuestra visión sería el complemento de una con otra, siempre y cuando exista un respeto estricto del medio ambiente. Somos tan ricos que foráneos nos destrozan lo que no tienen, y nosotros aplaudimos y reímos festejando todo ello. Ese facilismo económico lo impulsamos con la minería; minería sí, pero no en lo que mis ojos han visto al igual que los niños y niñas. Me atrevo a pensar que gracias a estas alturas con estos ecosistemas provocan la lluvia, ese aspecto bioclimático se romperá y cada año disminuirá con tontos proyectos mineros que en Cajamarca se ejecutarán. Dentro de 5 años habrá una represa más y otra más y una que otra lamentablemente vacía. Cajamarca estará saturada de cientos y miles de vehículos; atrás quedarán los suelos alto andinos muy ricos, llenos de vida silvestre con cultivos que eran la despensa de nuestro Cajamarca; comeremos alimentos chatarras, por despreciar lo que hubo, como son ocas, papas, habas, chochos, ollucos, trigo, y frutales como las moras, en fin tanta biodiversidad que ignorantes gobernantes nunca entendieron que nuestra gente alto andina eran los guardianes de nuestra propia vida, mientras que los de abajo estaban hipnotizados en las compras de navidad, año nuevo, o fiesta que venga para disfrutar, compartiendo la tecnología negada a otros. Nuestra indiferencia nos seguirá cobrando la factura por gente que vio allí una riqueza en metal debajo de las aguas; los nuevos guardianes dominan la economía, tienen agua y oro; por ello la frase el oro y el agua o el agua y el oro van juntos, pero lo que no dicen es que dura poco, y ese divorcio es fatal, dejará miles de niños y niñas en el más abandono irremediable e irreversible daño, tan igual como las cabeceras de cuenca.
.